Regístrate,

y aprovecha las oportunidades en Finco Online.


Este año la vida ha cambiado para todos. Hemos tenido que aprender a adaptarnos a nuevas actividades diarias en casa, tales como el teletrabajo y las clases online, lo que genera ansiedad en muchas personas.

Asimismo, el pasar más tiempo en el hogar puede producir mayor incertidumbre sobre el futuro, afectando incluso el bienestar y la salud de una persona, según expresa Bárbara Azócar, sicóloga de la Universidad del Desarrollo (UDD).

Debido a lo anterior, la profesional destaca la importancia de “volver a conectarnos con la diversión, el relajo y el entretenimiento” en medio de situaciones de estrés.

Dado que ya no podemos realizar actividades fuera de la casa y en compañía, tales como ir al cine, viajar o reunirnos con amigos; es fundamental buscar quehaceres que nos permitan hacer frente a los momentos complejos, asegura la experta.

Una excelente manera de lograrlo es a través de la práctica de pasatiempos, que nos desconecten, nos diviertan y que ayuden a tener nuestra mente ocupada, todos dependiendo de los gustos de cada uno y de su disponibilidad.

 

DEPORTE, ARTE Y APRENDER LO NUEVO

La profesional aconseja enfocarse especialmente en tres áreas: arte, deporte y nuevos conocimientos. Detalla que las dos primeras permiten hacer frente a la ansiedad inevitable que se vive en la actualidad, ya que el arte es una excelente forma de relajarse y encontrar calma; mientras que el deporte, canaliza la energía acumulada.

En el ámbito artístico, recomienda hobbies como la carpintería, diversos tipos de tejidos, el dibujo y la pintura. En cuanto al deporte, la idea es realizar actividad física, adaptando lo que muchos hacían en el gimnasio o al aire libre.

Para lograr esto, internet ofrece alternativas que se pueden bajar y practicar en cualquier espacio de la casa. Hay quienes también disfrutarán aprendiendo sobre deportes, leyendo acerca de ellos o, sencillamente, viéndolos.

Descubrir habilidades nuevas es otro pasatiempo para explorar en estos días. Entre ellos, cómo cuidar las plantas, elaborar huertos, experimentar con recetas de cocina e incluso escribir, ejemplifica la profesional.

 

PRACTICAR CON LOS NIÑOS

Azócar agrega que la estadía en el hogar entrega un momento único y propicio para una revisión íntima de “lo que me resetea y me ayuda”.

En cuanto a los tiempos que se dediquen a la ejecución de estos hobbies, van a depender siempre de cada persona y de irlos adecuando con los horarios de trabajo, clases e instantes de compartir con la familia.

Para algunos basta una vez cada quince días, mientras otros, van a preferir sumergirse en la actividad escogida todos los días, por algunas horas.

Una buena práctica es poder incluir a otros integrantes del grupo familiar en la práctica de alguno de los pasatiempos, sobre todo, a los niños, quienes siempre están dispuestos a aprender. “Se puede cocinar con ellos, jugar, cantar, crear una historia con títeres”, dice la sicóloga.

 

TIEMPO EN REDES SOCIALES

Azócar precisa que es relevante buscar lo que a cada persona le sirve y así generar un espacio propio, conectándose con uno mismo. En este sentido, afirma que en las redes sociales siempre se está en comunicación con otros o se puede caer en un exceso de información y pasividad.

Por ello, es importante destinar tiempos para realizar alguna actividad en las áreas recomendadas. “Dedicarse a un pasatiempo es una manera de conectarse con la diversión y el bienestar, lo que ayuda a enfrentar situaciones de ansiedad y estrés”, enfatiza.

Pero además nunca es tarde para aprender algo nuevo que te llene de entretención y te permita sobrellevar de manera creativa el tiempo en casa.

Compartir