Regístrate,

y aprovecha las oportunidades en Finco Online.


Una de las preguntas más usuales que surgen al soñar con la compra de una casa o departamento, es saber qué trámites debo realizar para poder obtener un crédito hipotecario. A continuación, te entregamos información sobre cuáles son los documentos necesarios, qué plazos se deben cumplir y en qué poner especial atención al momento de tramitarlo.

Ximena Sepúlveda, jefe de Plataforma Hipotecaria del Banco de Chile, explica que el primer paso es simular el crédito que se requiere. En este punto, es fundamental conocer qué renta es la adecuada para el monto que se pretende comprar, con el fin de conocer el valor que se puede destinar mensualmente.

Además, hay que identificar cuál es el tipo de financiamiento que mejor se acomode a las necesidades de quien consulta.

En cuanto a los datos que se necesitan para la evaluación y solicitud del crédito hipotecario, se encuentran los antecedentes comerciales y financieros, así como la documentación necesaria para acreditar la renta y el patrimonio.

El ejecutivo es quien va guiando en detalle lo que se requiere. Una vez presentados, el banco los analiza y comunica los resultados.

 

PROCESO EN MARCHA

Cuando por fin el crédito ya ha sido aprobado comercialmente “corresponde gestionar la tasación de la propiedad y el estudio de títulos”, señala Sepúlveda. En este paso, se solicita completar y suscribir la solicitud de crédito y la declaración personal de salud. Además, se requiere la escritura de la propiedad y los antecedentes legales.

Una vez que se cuenta con todos los documentos señalados anteriormente, los abogados realizan el estudio de los títulos de la propiedad y, en el caso que se requieran nuevos antecedentes, el ejecutivo los solicita para poder resolver las observaciones y seguir avanzando en el proceso.

Cuando los títulos de la propiedad se aprueban, se confecciona la escritura del crédito con las condiciones pactadas y luego se envía a la notaría, donde estará disponible para ser firmada por el comprador, vendedor, entidades acreedoras y todos los involucrados en la operación (cónyuges, fiadores, mandatarios, entre otros).

 

REVISIÓN DE LA ESCRITURA

Luego es la notaría la que realizará el cierre de la escritura, entregando copias autorizadas de ésta, en un plazo entre 5 a 20 días hábiles.

La ejecutiva recalca la importancia de leer con detención la escritura antes de firmar y aconseja revisar aspectos como el monto del crédito, la tasa de interés, el plazo y cuotas pactadas, seguros contratados, el inmueble que se adquiere y los datos personales.

Posterior a la firma de la escritura se gestiona la inscripción de la propiedad en el Conservador de Bienes Raíces. “Una vez inscrita la propiedad y la hipoteca a favor de la entidad bancaria, se efectúa el pago, destinando los fondos de acuerdo con las condiciones del crédito”, detalla.

Por último, corresponde el cierre del proceso y el despacho de la escritura.

Compartir