Regístrate,

y aprovecha las oportunidades en Finco Online.


¿Se puede comer una hamburguesa en la misma caja que llega del delivery? ¿Podemos volver a ocupar el recipiente de la comida preparada que llega a nuestras casas?, éstas son algunas de las dudas que muchos tenemos a la hora de recibir compras en este contexto de pandemia, en especial alimentos, que entran a nuestras viviendas.

La doctora Ingrid Rudolff, directora del Centro de Atención de Salud (CAS) de la Mutual de Seguridad de la CChC, dice que el virus puede permanecer varios días sobre ciertas superficies, por lo que no hay que olvidar las tres reglas de oro en el autocuidado: distancia física, uso de mascarilla y lavado de manos.

Además, la especialista entrega otros consejos para la nueva rutina de vida.

 

Cómo recibir y pagar

Cuando la compra por delivery ha llegado, la doctora Rudolff aconseja pagar con la mascarilla puesta y ojalá mediante tarjeta.

Nunca hay que depositar los envases de comida sobre la mesa del comedor. Es fundamental limpiarlos, inmediatamente, con un producto de limpieza, como cloro o alcohol gel. Luego, vaciar el alimento en un plato y desechar los envoltorios en la basura. Posteriormente, lavar muy bien las manos con agua y jabón.

Pese a esta especie de protocolo, la profesional explica que no hay evidencia científica de contagiarse a través de la comida, pero sí es mejor mantener los resguardos, especialmente a la hora de manipular cajas y bolsas.

Ahora si el producto solicitado requiere que el repartidor deba ingresar a la casa (como, por ejemplo, instalación de telefonía fija o un mueble muy pesado), es conveniente que además de la mascarilla, la persona esté utilizando cubre calzado.

 

Formas de limpiar

La especialista recomienda que todas las compras que ingresen a la casa deben ser aseadas. Señala que basta con un paño limpio con cloro o toallitas húmedas; mientras que para las frutas y verduras lavarlas bajo el chorro de agua.

Rudolff entrega un dato para la limpieza de los productos. “A un envase de toallitas húmedas para bebé, se le aplican dos cucharadas de cloro sin diluir por el orificio para sacarlas. Luego se cierra bien y se debe dejar esperar un día con esa solución. Ésta es la forma más económica y simple de contar con pañitos clorados”.

En el caso de la comida, es aconsejable sacarla de la caja de donde vienen, ponerla en otro recipiente y luego desechar esa caja.

Al momento de ir al supermercado, la doctora propone que es mejor no tocar lo que no se va a llevar, así como también recomienda sacar los productos que están más atrás, ya que los que están a la vista, probablemente, han sido manipulados por otros.

Tanto para salir a recibir compras, como al regresar de otras actividades, la experta sugiere utilizar un par de zapatos que puedan permanecer fuera de la casa. Así como también tener una zona en el acceso al hogar donde se pueda depositar todo lo que viene del exterior (llaves, celular y paquetes) para ser desinfectado.

Finalmente, Rudolff señala que tomando todas las medidas de protección e higiene, no hay porque asustarse. “Es una nueva forma de vivir a la que todos tenemos que acostumbrarnos”, recalca la profesional.

Compartir