Regístrate,

y aprovecha las oportunidades en Finco Online.


Desde el inicio de la pandemia la prioridad de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) ha sido el cuidado de la salud y seguridad de las personas, en especial de los trabajadores de la construcción y sus familias.

Como parte del camino que el gremio está recorriendo, en el marco de la visión de desarrollo sostenible que impulsa con fuerza desde hace varios años para alcanzar un nuevo estándar en la industria, la CChC rápidamente tomó la decisión de actuar en el contexto de esta emergencia sanitaria.

Es así como elaboró un “Protocolo para el Manejo y Prevención del covid-19 en el Sector Construcción”, que recoge recomendaciones del Minsal y que fue desarrollado junto a los ministerios del Trabajo y Economía y socializado con las carteras de Vivienda y Obras Públicas.

 

TRABAJADORES PROTEGIDOS

Este protocolo contempla rigurosas medidas preventivas para que las empresas implementen en sus proyectos, operaciones y salas de ventas, con la finalidad de proteger a sus trabajadores, a los vecinos aledaños a los proyectos y a la comunidad en general.

Este grupo de recomendaciones busca entregar a los colaboradores condiciones óptimas para seguir trabajando y asegurar su ingreso familiar.

Hoy son más de 1.400 obras de construcción en todo Chile que se encuentran adheridas a este compromiso, lo que se traduce en 150.000 trabajadores protegidos.

La totalidad de las 39 empresas expositoras de la Finco Online son parte de este compromiso por resguardar la salud de los trabajadores de la construcción y de todas las personas, profesionales y técnicos, que laboran en esta gran industria.

NUEVOS ESTÁNDARES SANITARIOS

El “Protocolo para el Manejo y Prevención del covid-19 en el Sector Construcción” promueve, entre varias medidas, la implementación de horarios diferidos de entrada y salida, de modo de evitar en lo posible que sus trabajadores queden expuestos a las aglomeraciones en el transporte público, y que la jornada laboral se distribuya en turnos, para así lograr un mayor distanciamiento físico entre las personas.

Además, recomienda estrictas medidas de higiene al inicio, durante y al término de las faenas, así como cambios en los hábitos y las rutinas de coordinación de las tareas. También incluye indicaciones para actuar en caso de sospecha de contagio y la recomendación expresa de que las personas que son parte de grupos de riesgo no asistan al trabajo.

Otras de las normas que incluye es contar con anillos sanitarios en el ingreso a las obras, control de temperatura y habilitar zonas para el lavado de manos. Además de la instalación de dispensadores de alcohol gel en distintos sectores de las faenas.

El protocolo solicita entregar capacitación a trabajadores sobre medidas de prevención, realizar un control de ingreso a personas externas, promover la sanitización de herramientas y de medios de transporte de trabajadores y el uso obligatorio de mascarillas o caretas en todos los espacios cerrados, siempre que se encuentren aglomeradas 10 o más personas.

Compartir